Binaced, un pueblo concienciado en conservar su riqueza natural.

El Observatorio de Aves Rapaces se sitúa en la salida de Binaced, en dirección a Albalate de Cinca y forma parte de la “Ruta del Milano real”, o Cometa roja. Funciona como centro de interpretación por el interesante contenido de sus paneles informativos, así como aula de naturaleza para fomentar la educación ambiental y realizar labores de investigación científica.

Desde hace tres décadas Binaced es pionero en el mundo de la ornitología, destacando a nivel nacional por su trabajo en la conservación del milano real y otras rapaces. Alrededor 1.500 milanos reales escogen estos páramos cada temporada para pasar el invierno. Se trata de una de las mayores concentraciones de esta especie a escala europea.

Cualquier época del año es buena para la observación de aves, cada estación tiene sus especies típicas: a lo largo de la primavera y el verano las aves llegadas desde África, mientras que en otoño e invierno nos acompañan las procedentes del norte de Europa. Muchas de ellas se quedan con nosotros, otras descansan, se alimentan y continúan viaje. En cualquier sitio podemos encontrar pájaros. Es imprescindible anteponer el bienestar y tranquilidad de las aves a nuestra actividad, tratar de no acercarnos demasiado, no salirnos de las sendas y caminos para evitar pisar la vegetación y respetar las áreas restringidas.

El entorno de Binaced, dominado por los peculiares “sasos” o “muelas”, te ofrece la posibilidad de observar una gran variedad de especies. Un buen lugar es el mirador situado en la ermita de Santa Ana. Desde aquí podrás ver como merodean sobre la muela de Las Pichillas la aves que acuden al comedero de alimentación suplementaria para rapaces que gestiona la Asociación Fondo Amigos del Buitre (FAB).

Si quieres realizar la ruta no tendrás ningún problema ya que se han instalado paneles informativos en los diferentes accesos a Binaced. El recorrido comienza en el pueblo, y antes de llegar a la rotonda, encontrarás un desvío a la izquierda que entra al parque de la ermita de Santa Ana. Desde el mirador disfrutarás de unas excelentes panorámicas. De la misma rotonda parte un camino que lleva al observatorio, el cual se encuentra a trescientos metros de la muela y está orientado hacia el comedero. Permite la observación de especies como: milano real, milano negro, buitre leonado, alimoche, águila real, águila culebrera, águila calzada, busardo ratonero, aguilucho lagunero, cernícalo vulgar…

callejero-binaced-ruta-milanos

Distancia mirador: 1,5 km – Tiempo andando: 18 min



El FAB se encarga de gestionar el observatorio y atender a las visitas.